Permisos de aplicaciones

17:00

¡Buenas de nuevo googlarianos! Estoy de vuelta para sacar a relucir un tema que damos poca importancia pero que afecta directamente a nuestra privacidad en los móviles. Estoy hablando de los permisos de aplicaciones que nos imponen los desarrolladores al instalar una app.

¿Qué son los permisos de aplicaciones?

Los permisos de aplicaciones son aquellos que aparecen al instalar una app desde la Google Play. No son exactamente como los términos de condiciones y términos de uso de los programas de ordenador. 

Estos permisos no nos ponen condiciones de uso sino que nos avisan de los módulos de nuestro móvil que necesitan utilizar para que la app funcione correctamente. Con módulos me refiero a por ejemplo el uso de internet, el uso de la cámara, el uso de GPS, permiso para enviar SMS, etc.

¿El problema? Muchos de estos permisos son abusivos ya que hay más de los que se necesitan para que la app funcione correctamente. Y así pasamos al siguiente punto.
Ejemplos de permisos de aplicaciones

¿Son necesarios?

Evidentemente son necesarios. Son realmente útiles ya que te avisan de qué va a utilizar una app de tu móvil. De hecho sale a relucir que algunos son abusivos gracias a que estos permisos existen.

Los permisos que no son necesarios son la cuestión por lo que escribo este artículo. Escribo esto para denunciar el abuso que se hace en ocasiones de estos permisos, ya que aunque no los leemos casi nunca es necesario aceptarlos para poder usar una app.

Permisos innecesarios como por ejemplo que una app de bloc de notas tenga permiso para usar el posicionamiento GPS o la cámara.

Ejemplos de permisos de apps cotidianas:

  • Twitter o Facebook: Dos de las redes sociales más utilizadas tiene algunos permisos de aplicación como leer ID y las llamadas telefónicas.
  • Google Chrome: El famoso navegador para android necesita nuestro permiso para: grabar audio, hacer fotos/vídeos, acceso a almacenamiento protegido del sistema, etc.
  • YouTube: Al parecer esta app también necesita nuestra cámara para poder funcionar correctamente a pesar de no dejarnos subir un vídeo desde la propia app. Además también necesita acceso al almacenamiento protegido del sistema para funcionar.
Estos son unos pocos ejemplos de lo que hay en la Play Store. Desde luego estos no son los más llamativos ya que los permisos más abusivos se encuentran normalmente en apps poco descargadas y de desarrolladores de procedencia desconocida los cuales no he incluido porque me he querido centrar en las apps que utilizamos más a menudo.

Ejemplo de estafa mediante los permisos de aplicaciones

No todo es de color de rosa en el mundo Android y resulta que estos permisos de aplicaciones son usados en ocasiones para estafar como ya dije anteriormente. Es el caso por ejemplo de la app Monopoly Gratis del desarrollador JonyTech. En esta app podemos ver que aparentemente es gratis pero en realidad no lo es, la trampa está en los permisos:


Como podéis observar tiene permiso para enviar SMS desde nuestro móvil, SMS que normalmente son de suscripción a algún servicio premium de telefonía. Realmente nos está avisando, pero casi nadie lee esto.

Conclusión

En definitiva con esto quiero que os andéis con ojo cuando instaláis una app y veréis la cantidad de permisos que concedemos. Ya que necesitamos usar muchas de estas apps y los desarrolladores no van a cambiar su política de permisos, tendremos que seguir aceptándolos sí o sí.



Dame tu voto en HispaBloggers!

You Might Also Like

0 comentarios

Popular Posts

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Sígueme en twitter